Desahucios

Hoy ha amanecido el día con un sol vivo y alegre, el bendito sol de invierno. La mañana parece un cristal amarillo, brillante bajo sus rayos dorados. Pero ella no podrá verlo.

Su cuerpo, roto sobre la acera se ha convertido en un símbolo. Su boca sin voz, ha sido capaz de lanzar un grito, altavoz de otros gritos de tantos derrotados por estos tiempos de crisis y de desesperanza.

No pudo más, quiso proteger a alguien que quería, y ella misma quedó desprotegida. Sin solución, sin hogar, con la desesperación como horizonte, quiso poner fin a ese tormento in asumible

Ha sido la espita que prendió la mecha, la gota que colmó el vaso, y ahora los representantes de los ciudadanos se sientan, por fin, para buscar una salida a los desalojos. La pluma con que firmen sus acuerdos llevará tinta de sangre.

P@

Anuncios

Un pensamiento en “Desahucios

  1. En las guerras de antes había víctimas civiles y soldados. Ahora solo de las primeras. Precioso homenaje a tantas Amaias abrumadas por los tejemanejes de los del decreto-ley con pensión vitalicia, que encima ni formación tienen para disimular. Rajoy, en una reunión con dirigentes europeos: “This is very dificult de entender”. Para darle de hostias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s